Un acercamiento a las Herramientas Sutiles: Qi y Shen

¡Hola! Hoy te comento sobre lo que tu acupuntor no te dice: las cosas sutiles que ocurren en la consulta.

El paciente viene con sus desequilibrios a cuestas para rendir sus males al poder de la Medicina Oriental. El terapeuta cura usándose a si mismo como herramienta. Entonces, ¿como no enfermar? El Médico Oriental debe aprender a cultivar su Qi, como herramienta de trabajo que ayuda a curar y lo proteja de «aquello » invisible que desprende el paciente y se le pega al ser vivo más cercano.

Este cultivo del Qi es parte de la higiene del trabajo del acupuntor. Lo normal es la realización de ejercicios de Qi Gong, Taichí o algún arte marcial. Si tienes tiempo suficiente pues la opción es simple: todas las anteriores. Un Qi entrenado y fortalecido permite tener una vida saludable. Otra ventaja es que puedes discernir la prioridad entre los diferentes desequilibrios de salud de la persona.

La Aguja es el puente entre el QI del terapeuta y el Qi del paciente. Se pone con todo cuidado, como quien sostiene la cabeza de un tigre blanco

El terapeuta usa la aguja como una herramienta para expandir su QI, poniéndolo más allá del sitio de la punción, en una acción coordinada entre su mente, su corazón y su voluntad. Esto, unido a una punción indolora, hacen que la aguja sea una flor que se ofrece, y no una espada.

El paciente debe estar abierto a recibir este regalo, si existe miedo profundo o negativa expresa a ponerse agujas, el terapeuta debe emplear otro método.

El medico tradicional debe propiciar un ambiente confortable, de preferencia sin acompañantes; así el paciente puede contar con confianza sus problemas, mientras el médico enfoca toda su atención en la persona que sufre.

Siempre se trata la persona, no la patología. El acupuntor prioriza tus problemas de salud para un mejor equilibrio del sistema. Tiene prioridad aquello que perpetúa al problema, aunque no sea el motivo de consulta. Se franco con tu médico.

Un poco de buen humor, bondad y benevolencia ayudarán a hacer fluir el Qi y el rapport dentro de la consulta , logrando un efecto óptimo. El mismo tratamiento impuesto por personas diferentes puede tener resultados distintos en el paciente.

El optimismo, la comunicación fluida, y la alegría conectan corazones que se ayudan en el devenir del tiempo. La aguja de acupuntura es una de las llaves que permite acceder a las funciones del Qi , su metabolismo y la salud humana

¡Nos vemos en el siguiente post!

Un comentario en “Un acercamiento a las Herramientas Sutiles: Qi y Shen

Follow by Email
LinkedIn
Share
Instagram
A %d blogueros les gusta esto: