El Yin y el Yang…otra vez

Ahora que ya sabes que es un solsticio, un equinoccio y ya tienes una idea de como empezó a nacer la lógica del I-ching seguimos con la Ciencia Antigua.

Los antiguos sabían que estamos en un cuerpo celeste, más o menos redondo, que rota en el espacio, con un eje de inclinación de 23 grados aproximadamente. Esta rotación en dos sentidos habla que una parte del globo es de día y en la otra no, de la misma forma que en un hemisferio es verano mientras que el otro es invierno. Y esto cambia, cíclicamente. Siempre. Además lo codificaron en un sistema de combinaciones de YAO ¿Recuerdas? Rayita continua, Yang. Rayita partida, Yin

Los antiguos además entendieron lo siguiente:

Estas mitades se diferencian por sus temperaturas. Una mitad es más fría y otra más caliente. Este cambio entre dos fenómenos opuestos da nacimiento a la ley del Yin y del Yang, entre el claro y oscuro, el día y la noche, lo frío y lo caliente.

El Yin y Yang son inherentes a toda la vida terrestre y forman una unidad de contrarios que por una alternancia ininterrumpida de interacción, constituyen el principio de evolución de la naturaleza.

El Yang impulsa una acción estimulante, como lo demuestra el máximo de actividad de los hombres y de la naturaleza durante la fase diurna.

El Yin brinda  una acción inhibidora, como lo demuestra el descenso de actividad de los hombres y de la naturaleza durante la fase nocturna.

La interacción entre el Yin y Yang suscita el cambio y el movimiento, lo que implica la perpetuación de ciclos y su manifestación.

Et Voilá! Entendido esto los sabios dijeron ¡¡¡¡Eureka!!! en su dialecto local, y escribieron entonces en el Capítulo 2 del Canon del Emperador Amarillo

» Se pueden dar diez definiciones del Yin – Yang, cien, MIL, diez por mil, incontables definiciones, pero hay sólo un principio en el origen».

Simple ¿verdad? Aplícalo y después me cuentas. ¡Nos vemos en el siguiente post!

5 comentarios sobre “El Yin y el Yang…otra vez

  1. Así es, de lo general a lo particular, el Y-Y es la vida, son los cambios cíclicos, es lo opuesto y lo interdependiente, crecimiento y decrecimiento y la intertransformación, sus principios básicos se expresan en toda la naturaleza.

Follow by Email
LinkedIn
Share
Instagram
A %d blogueros les gusta esto: