HERBOLARIA

La herbolaria es una herramienta apasionante en la Medicina Tradicional Oriental. Desde los siglos III-IV A.N.E. está documentado el uso de sustancias medicinales chinas. Estas pueden clasificarse al menos en tres grupos:

En el primer grupo están las sustancias superiores. Esto es debido a que no poseen efectos adversos y tiene una acción tonificante. Acá están todos los alimentos.

En el segundo grupo están las sustancias conocidas como medicinas, es decir ,sustancias que «rectifican» el funcionamiento del organismo hasta que se logra recuperar la salud.

En el tercer grupo, tenemos a las sustancias inferiores. Su característica es su alta potencia, lo cual se acompaña de efectos colaterales o francamente tóxicos. Generalmente se usan en pequeñas cantidades hasta lograr el efecto deseado, luego se suspenden.

La magia de la herbolaria es la amplia variedad de sustancias que tenemos para mezclar, bajo condiciones muy específicas y que el preparado final logre propiedades terapéuticas capaces de devolver la salud.

¿Como sucede esto? Se toma un ser vivo, en este caso una planta, y se interpreta con un enfoque muy particular. Esto define el sabor, la dirección, los meridianos donde actúa, sus acciones farmacológicas etc. Hay plantas de naturaleza caliente, fría, tibia, que penetran más en un órgano que en otro, etc.

Definido esto para las diferentes partes de la planta, se realizan las acciones que nos permita obtener de manera óptima el complejo activo responsable de la acción terapéutica. El complejo activo es el conjunto de moléculas que tiene una acción farmacológica identificable sobre nuestro organismo.

A todo lo anterior hay que añadir que la misma planta tiene facultades diferentes si se la cosecha en verano o en invierno, si vive a nivel del mar o en una montaña. Incluso las fases de la Luna pueden tener incidencia sobre la concentración de los metabolitos necesarios. La recolección de las plantas debe ser en el momento y lugar óptimos para poder usar todo su potencial.

Luego de comprendido esto, el terapeuta interpreta el proceso salud enfermedad del paciente, realiza su diagnóstico y pone su tratamiento de hierbas y dieta. Esto es en realidad, un tratamiento altamente especializado y personalizado al detalle de acuerdo a las patologías presentadas en ese paciente en específico.

Con este preparado herbal en sus diferentes formas (cocimiento, decocción, píldoras, talcos, preparados herbales externos etc), contrarrestará el exceso de calor o frío, moverá los estancamientos de sangre, restablecerá los flujos de Qi y hará que el organismo recupere su estado óptimo de funcionamiento. Es un tratamiento muy preciso que no admite errores: una vez ingerida la planta no hay manera de sacarla del sistema.

El manejo de la planta se realiza por los farmacéuticos: estos hacen verdaderas obras de arte con la materia médica que tengan delante. Su recogida, tratamiento y adecuación del vegetal son las que definen las propiedades finales del compuesto medicinal. Así pueden convertir en medicinas tóxicos potentes, pueden enfriar una sustancia de naturaleza caliente, y pueden dirigir hacia lugares muy específicos sus efectos.

Tu médico tradicional sabrá identificar la planta o la fórmula que más te convenga.Esto debe acompañarse de una dieta con alimentos específicos que refuercen y ejerzan una acción terapéutica eficiente. Te receto un coctel de camarones antes de seguir al siguiente post.

Nos vemos en los comentarios!